Blogia
El traficante de libros

Friki eres y en el camino nos encontraremos

Friki eres y en el camino nos encontraremos Daniel Lozano. Lola Delgado: Tribus urbanas


La anecdota: hojeando en la FNAC el Traficante tropezó con un especimen que ya se creía desaparecido desde que todo el mundo tiene teléfonos móviles mas pequeños que un puño y sabe usarlos: es el hortera vociferante, quien da tanta importancia a la comunicación como para que todos quienes le rodean, no importa dónde y en qué circunstancias, sepan de que coño esta hablando con el tipo al otro lado de la línea.


Y por una vez resulto que era algo interesante. Nuestro hortera le estaba desgranando a su interlocutor una sección entera de un capítulo de uno de esos estudios antropológicos sobre grupos humanos que son clasificados por estéticas y estereotipos. El concepto de "tribu urbana" era algo que se llevaba antaño (allá por los años noventa, o sea en la Prehistoria); igual que el de "Generación X", aquella recua de niños podridos de dinero, hijos de hippies reciclados aún más podridos de dinero, que tenían estudios pero no un trabajo a su medida. In illo tempore, en aquella época teníamos a los punkis, a los góticos, a los pijos, a los bakalas, a los skinheads y poco más. El catálogo humano se ha incrementado en este libro con otras etiquetas de nuevo cuño para consumo de los sesudos analistas de El País de la Tentaciones,: lolailos, indies, cutrefamosos, inmigrantes (que alguien traiga luz y taquígrafos sobre esto) y frikis. El Traficante opina que falta reseñar en el libro la tribu de los tentacioneros. Los que empezaron cuando era una revista fresca y original, siguen enganchados por que va de gratis con El PAÍS, están pegados a todas las tendencias y sufren de grave neurosis cada vez que la moda cambia como un gallo de veleta.


Pero volviendo al hortera del teléfono móvil: aparte de hinchar pecho porque decía conocer al guionista de Siete Vidas que introduce todos los chistes sobre El Señor de los Anillos en la serie, desgranaba línea a línea el capítulo del libro que está dedicado a los frikis y se centraba, lo mejor de lo mejor, en los clanes tolkienianos. Párrafos que se traen aquí para el disfrute del lector y solaz mío, porque según sobre qué, no anda muy desencaminado el texto, no:



Si Tolkien levantara la cabeza...


Tolkien se quedaría de piedra si viera la que se ha montado en torno a su nombre y a su famoso anillo. Hasta El Chojín: uno de los mejores hiphoperos del panorama nacional, rapea sobre sus mágicos poderes: "Yo le robé el anillo a Frodo para venderselo a un moro / era alto, llevaba barbas y un turbante / yo le vendí el anillo a Bin Laden, por eso no pueden encontrarle."


La reproducción exacta, en oro, cuesta más de 500 euros. Muchos jóvenes se atreven a pagar con la suma de los ahorros, cumpleaños, Reyes, Navidad, la abuela, la tía y algún trabajillo de verano. Los fans del escritor no buscan la noche, ni las drogas, ni el alcohol, ni la música moderna... Sus vidas giran en torno a la obra de Tolkien.


Recibo en mi casa un sobre que contiene un CD. Se llama Tolkien Session y lo firman en la carátula Narya, Frodo, Melian, Eglerian y Anelle. Debajo de sus nombres apare una inscripción en élfico, una de las lenguas de Tolkien. Quien sabe cuál será su traducción. Me lo manda Isabel, una joven de diecisiete años que en el último curso sacó dieces en absolutamente todas las asignaturas. Una noche se reunieron a cenar unos amigos en la casa de Ana, una adolescente que estudia élfico por internet. Lejos de colocar las cervezas encima de la mesa y un CD de Rosa en el equipo de música, se metieron a Tolkíen en vena. Comenzaron a recitar sus poemas mientras Ana tocaba a ratos el piano, a ratos el violín. Decidieron grabarlo y meter de fondo otras músicas como la del grupo Saurom Lamderth que, junto a Mago de Oz, Tierra Santa o LaBanda son los estandartes de los seguidores españoles de Tolkien.


Saurom Lamiderth va mas allá que los otros. Llega, nada menos, que hasta la Tierra Media (el escenario donde se desarrollan los mundos de Tolkien) con sus canciones y ese es también el nombre de la gira que realizaron en 2003. Entonces, los gaditanos estrenaban su segundo disco, Sombras del Este, un repaso a la obra del genial autor.


A Isabel no le gusta que la llamen tolkniana o tolkiendili. Ella, como todos sus amigos, se autodenomina fiki, un término que en este caso se aleja del que define, por ejemplo, a tantos personajes de la televisión basura y se acerca más a aquellos que se dedican a «vivir» y coleccionar fantasía. «Mi amiga Ceci es, además, mangaka (así se conoce a los aficionados al cómic manga japones) y cyberpunk. Pero quiere que la llamen friki.» Está claro que si eres friki, los objetos de la fantasía más comercial deben estar colocados en las estanterías de tu casa. Muchos de los frikis de Tolkien llegan a aprender el élfico por internet. Mientras lo consiguen, utilizan palabras como mae govannen o namarië para saludarse.


Estelcon o la Tierra Media en Alicante


¿Cómo y dónde se reúnen los amantes de Tolkien? La STE (Sociedad Tolkien Española) se encarga de convertir los ratos libres de estos frikis en auténticas experiencias extraterrenales que van mucho más allá de ir disfrazado de uno de los personajes a los multitudinarios estrenos de las películas de la saga de El Señor de los Anillos. Como siempre no hay drogas, no hay litronas ni las Ketchup sonando de ruido de fondo. En el Estelcon, la gran concentración, no hay nada de eso. La cita es en un hotel cuyo entorno encaja con los paisajes de la Tierra Media: valles verdes, árboles frondosos (aunque en España, éstos no hablan), buen clima...


El nombre oficial del encuentro es Mereth Aderthad y uno de los más recientes tuvo lugar en la sierra alicantina del Maigmó. El hotel entero lo ocuparon los frikis en la mayor apoteosis tolkiniana que se conoce en España. Viéndoles pasear por las verdes praderas disfrazados de todos los personajes de El Señor de los Anillos cualquiera pensaría que está inmerso en un sueño (si no en una auténtica pesadilla). No en vano, el hotel estaba apartado de la civilización para que nadie se llevara sustos.


Exposiciones, tolkientienda, proyecciones de películas, festival de canciones tolkiendili, lectura de cuentos por la noche, bailes hobbits (los enanos protagonistas de El Señor de los Anillos), juegos de rol en vivo, partidas de cartas, cena de gala, conferencias... El fervor contenido durante todo el año da rienda suelta a las fantasías de gente de todas las edades en esta comunión anual. Muchos estaban demasiado mayores para esos juegos, pero así es la llamada de la Tierra Media.


La STE no se despreocupa jamás de sus socios. Desde que nació en Elche en 1991, se conecta con ellos a través de los llamados smiales o delegaciones locales repartidas a lo largo y ancho de España. Sus distintas comisiones mantienen viva la llama de la obra de Tolkien. La de lenguas está dirigida al estudio y difusión de todas las utilizadas en la Tierra Media y, desde luego, no les fatla trabajo: oestron, la de los elfos del este y del oeste, el quenya, las de Eldarín y Sindarín, la de Adunaic, la lengua negra (en ella están inscritas las palabras del anillo)...


La comisión de los juegos adapta y modifica las reglas para que respeten fielmente la obra de Tolkien, Y también están la de música, geografía y literatura. Así son ellos. No se les escapa una. No dejan nada al azar. Internet, por supuesto, es una de las grandes fuentes de donde beben los fans de El Señor de los Anillos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

paula -

alguien me puede decir algún dato sobre los frikis o los makineros, su forma de ser , situación etc... muchas gracias

Penélope -

la verdad no encuentro que toda la gente que lea tolkien tenga k ser muy muy culta, porque no es asi...
yo lei la triologia ara unos tres veranos.. tendria 13 años.. i con 13 años tampoko opino k fuese culta ni lo soi aora.. aun me keda muxo por aprender
ademas no tiene nada que ver los gustos de las personas como para que les clasifiques en un grupo... pk komo tu muy bien as dixo los grupos ya no existen...
saludos.

Anónimo -

Estimado Tu Mismo, hijo de Aquel Otro:

El texto no tiene otra intencion que prologar los párrafos del libro. Los cuales parrafos ya estaban escritos y publicados de antes en el libro en el cual aparecen. Y si alguien se pica es que ajos come (los fans de Tolkien se rebotan ellos solos sin ayuda de nadie), si usted me entiende.
Respecto a la ignoracia que me achaca, me gustaría saber si usted pasó del parvulario orco o su padre le puso directamente a picar piedra en la obra en vez de sacarse una licenciatura por la Universidad Autónoma de Númenor.

"abarcas a todos, incluido la gran mayoría de lectores del Maestro: personas muy muy cultas."

Me gustaria saber mediante que milagro estadistico ha llegado vuecencia a esa conclusion.Como profesional del tráfico de libros puedo asegurar que la gran mayoria de los lectores del Profesor (que no Maestro) no son muy muy cultos: saben como mínimo leer, tendrán sus estudios, pero de ahi a suponer que todos son catedraticos de filologia dictadores de sesudas conferencias que leen el Silmarillion mientras escuchan la IX de Beethoven en un sillon de orejas bajo un original de Matisse al tiempo que paladean un copazo de coñac es un poco exagerado: simplemente son masa lectora,los que agotan una tras otra las ediciones del Esdla, igual que las del Codigo Da Vinci o cualquier otro taquillazo literario.

"Hablando de ignorantes y gente zumbada, no sé quién es peor, si los propios fans o seguidores de una moda, o lo que huyen de todo eso dejando un rastro de desprecio."

Pues ya tampoco lo sé porque mas que huir estoy ahi parado viendolo todos los días. Es más, hablandolo y leyendolo todos los dias. Pero en cuanto a la gente zumbada que dices puedes presentarte voluntario para que lo compruebe.

Beso la excelentisima mano de usté.

El Traficante -

Pues es bueno que te guste la primera parte porque es toda mía, mientras que lo que va en cursiva es el extracto del libro.

Delfin -

Bueno, la verdad, he empezado leyendo el articulo mas bien riendome de lo que se iva diciendo.

Pero cuando empieza a meterse con la gente, me dieron ganas de dejar de leer.

Es un articulo desconcertante, en unos punto parece que apoye a los "frikis" (como el los llama) y en otro los ataca directamente.

No estoy muy seguro si la 2º parte del articulo la has escrito tú, o ha sido sacada del libro que mencionas, pero realmente me parece algo patética.

Para empezar, da la sensacion de que preferiría que los jovenes se divirtieran bebiendo y drogandose, o sencillamente dejandose llevar por las modas (muy insistente con la música de OT), cuando realmente, es mucho mas instructivo lo que hacen estas personas.

Mas tarde menciona que se parece que se quieran ocultar, y que por eso lo hacen lejos de la civilizacion. Bien amigo, el hotel del Xorret del Catí, es uno de los parajes mas visitados de esa zona (junto con Rabosa), y mucha gente va a pasar allí el domingo. Por lo tanto, creo que esos comentarios estan fuera de lugar.

No voy a ponerme a vanagloriar a los "frikis" porque como tu muy bien afirmas, eso es algo del pasado, es decir, el juntar a todo lo que se parezca en una "tribu urbana", ya que en ese grupo, puedes encontrarte tanto grandes personas, como auténticos imbeciles.

Por lo demas, solo decir que la 1º parte del mensaje si que me ha gustado.

Un saludo.

Yo mismo :) -

"a vosotros os agitan un trapo delante y os lanzais adelante para escornaros contra el burladero:"

Claro, el texto no tiene otra intención que insultar desde la ignorancia para hacer saltar a los fans de Tolkien y así demostrar lo acertado que estabas. He visto mucho de esto.

"Yo hablo de lo quiero y luego extraigo las citas de donde me da la gana, gracias."

Pues así resulta un texto que, de un grupo de fans de Tolkien de cierto tipo (jugadores de Rol, consumidores de merchandising...) abarcas a todos, incluido la gran mayoría de lectores del Maestro: personas muy muy cultas.

En fin. Hablando de ignorantes y gente zumbada, no sé quién es peor, si los propios fans o seguidores de una moda, o lo que huyen de todo eso dejando un rastro de desprecio.

Saludos.

El Traficante -

Queridos Alassie y anónimo a vosotros os agitan un trapo delante y os lanzais adelante para escornaros contra el burladero:

Yo hablo de lo quiero y luego extraigo las citas de donde me da la gana, gracias.

Y el arte que note o "de note"
me dejará, al morir, tal cual viene al mundo: sabiendo alguna cosilla mas que tu cuando la partera te dio la primera nalgada.

El Traficante -

Ay si, los bebedores de cerveza, y de calimocho, y de guijqui, y de licor de Moria. Memorable aquella ocasion en Numenor 2000 con el tipo que casi inunda de vomitos su saco de dormir (y no porque le sentase mal el menu precisamente). Todavía sigue siendo carne de anecdotario estelconero. Junto con el que amaneció la resaca de aquella misma noche recostado sobre la valla anexa al cuartelillo de la Guardia Civil.

Dejamoslo en que los frikis son un procentaje de los socios de la STE (los futuros reclutamientos decidirán si menor o mayor) ¿vale?

Saludos,

Akin -

También hay gente muy normal en la Sociedad Tolkien, y muchos bebedores de cerveza, y gente aficionada a la literatura culta (y no sólo a las aficciones frikis)

La imagen del friki puede ser real, pero son un porcentaje menor de los socios de la STE.

Alassie -

que arte de notas, no se si es chistoso, o patetico. Es el resultado que da cuando uno habla desde la ignorancia, pero tranquilo, nadie nace sabiendo, aunque espero que no te mueras tal cual viniste al mundo (no desnudo, sino ignorante)

-- -

Vaya tontería más grande ... no hables de lo que no sabes, por favor
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres